La Biodiversidad

Tras los estragos que la era post-industrial ha causado en la naturaleza, los movimientos político-ecologistas y sus derivados, han ejercido su influencia sobre el campo de la jardinería (también sobre la arquitectura y la vida en general). Así han nacido los jardines silvestres (o jardines naturales), de modo que, las plantas ornamentales y los frutos se cultivan junto con las especies nativas. Las especies cultivadas se incluyen en una especie de ecología natural preexistente, no perturbándola, todo lo contrario, favoreciéndose con el proceso de la jardinería. Como en otras formas de jardinería, estos jardines juegan un papel central decidiendo lo que es correcto, sin otras coacciones.
Los jardines silvestres son, por definición, ejemplo de una jardinería que sabe administrar los recursos del agua, dado que las especies naturales presentes en una ecorregión o en un microclima se adaptan por sí mismas a los recursos locales.
El césped, más que el jardín, es un punto importante en la planificación urbana, puesto que establece el derecho a la existencia de la naturaleza salvaje, antes que la naturaleza dominante. Para algunos, el derecho a aceptar en los jardines toda clase de especies, incluso las nocivas o alérgicas, representa un derecho de expresión. (Tomado de Wikipedia)

Introducción a la jardinería

1. La jardinería

La jardinería es el cuidado y cultivo de terrenos con plantas ornamentales. Podemos incluir en este apartado el cuidado de las denominadas plantas de interior, aunque es evidente que no existen como tal. Son un grupo de plantas que toleran mejor que otras las condiciones de calor, penumbra y sequedad ambiental del interior de nuestras viviendas. Esto resulta posible debido a que proceden de lugares tropicales, en donde están adaptadas a las condiciones mencionadas.

2. Recomendaciones generales

No adquieras plantas que no puedas cuidar. Necesitan tiempo y dedicación, para mantenerlas en buen estado. Si no, terminarán presentando una imagen poco decorativa, por lo que podría ser preferible buscar otro tipo de adorno.

Busca la planta que mejor se adecúe al espacio que quieres adornar. No todas las plantas se van a desarrollar de igual forma en un lugar concreto, con unas condiciones de luz, calor y humedad determinados.

Luminosidad: Cada planta tiene unas necesides específicas de luz. Algunas, como la maranta, necesitarán lugares sombríos, pudiendo deteriorarse con un exceso de luz. Otras, como el cóleo, necesitarán al menos media hora de luz directa del sol para que se expresen sus pigmentos rojizos.

Riegos: Algunas plantas necesitan grandes cantidades de agua, como la Azalea, mientras que en otras, especialmente en los cactus, un exceso de agua puede pudrir sus raíces. Un síntoma habitual de que a una planta le falta agua, es que presenta un aspecto lacio, con las hojas lánguidas, además de observar que la tierra está seca.

Abono: Casi todas las plantas necesitan abono durante su época de crecimiento y floración, aunque hay excepciones, como ocurre, entre otras, con la dionea atrapamoscas.

Humedad: Las plantas tropicales en general necesitan una elevada humedad ambiental. Puede crearse con difusores de agua. Precaución con los hongos que pueden instalarse en ellos.

Poda: La poda permite a la planta engrosar y ramificar con mayor vigor. Suele realizarse tras el período de floración.

Enfermedades:

Una de las más frecuentes es la colonización por pequeñas moscas blancas. Es fácilmente erradicable con cualquier insecticida del tipo "hogar y plantas". En general, las hojas con aspecto enfermizo, carcomidas, etc., deben ser retiradas para que no se extienda la enfermedad y para favorecer el nacimiento de hojas nuevas.

Puede colonizarse por arañas. Los signos suelen comenzar con el amarilleo de las hojas y una fina capa blanquecina, especialmente en las zonas que forman ángulo, entre las hojas y los tallos. Progresivamente se va haciendo más evidente, formando una telaraña blanca muy tupida en la que finalmente pueden verse pequeñas arañas, de menos de un milímetro. Son más difíciles de eliminar que la mosca blanca. Es recomendable separar la planta infestada del resto, para evitar su extensión. Existen productos que se pueden rociar por las hojas, basados en la combinación de Piretrinas y butóxido de piperonilo. Precisará altas dosis, y la planta puede sufrir un deterioro por la toxicidad del producto. La poda radical de la planta no es una buena solución, ya que la araña vuelve a surgir a la vez que los nuevos brotes de la planta, que se encontrará en una situación aún más debilitada. Es preferible una poda selectiva de las ramas más deterioradas.

----------------------------------------------------------------
Autor y Licencia de esta obra:
Enciclopedia - enciclopedia.us.es
Licencia: Copyleft